Rincones de Ansó

No puedes venir a Ansó "uno de los pueblos más bonitos de España" y no pasear y descubrir sus bellas calles, casas y rincones. Os ofrecemos un callejero que podéis descargaros AQUI

Ansó conserva uno de los cascos urbanos mejor conservados del Pirineo Aragonés y fue declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón como conjunto arquitectónico, basado en sus materiales nobles como la piedra, la madera y la teja propios de la zona.

La particular arquitectura ansotana hace que, entre casa y casa, se hayan dejado unos estrechos pasillos que aquí se llaman “arteas” o callizos, de unos cincuenta centímetros de ancho y que constituyen una de las características de la pequeña urbe original.

Nuestras recomendaciones:

   

Rincón de Blanquis. Pequeña y florida plazuela llena de encanto montañés.

Rincón de Ornat. Arquitectura popular, chimenea centenaria y un balcón lleno de personalidad.

 

Casa Antón. Edificio junto a la iglesia de sobria belleza y clasicismo montañés.

Fuera del casco urbano, Ansó ofrece lugares para hacer una buena brasa y poder comer, merendar y cenar en condiciones de confort y seguridad. Es el caso del merendero de la Fuente Alta o también la antigua Tejería de Ansó.

Para pasear, bañarse en el río Veral y disponer de un pequeño parque con mesas de recreo y juegos infantiles, Ansó ofrece la chopera del Molino Viejo, a orillas del río con una preciosa zona de baño llamada la Presa Vieja

Os mostramos una galería de obras en acuarela del pintor Gregorio Reales de los rincones más pintorescos de la villa de Ansó.

http://www.gregorioreales.com/portfolio/